Una pregunta constante que se plantea respecto a la cultura es cuál es su valor si de lo que hablamos no puede ser cuantificado. Y es cierto que, al hablar de cultura, se han de considerar distintos tipos de valoraciones más allá de la meramente económica.


Entonces, ¿qué valor tiene la cultura? La respuesta es compleja y difícil de concretar en un número limitado de factores pero, sin duda, es necesario reflexionar sobre ello a la hora de analizar cualquier contexto de intervención, porque es verdad que, en contextos distintos, sus valores también serán, en algunos sentidos, distintos.






Si os interesa conocer nuevos enfoques en el desarrollo de proyectos a favor de la infancia; si realizáis intervenciones desde instituciones culturales como museos, bibliotecas, salas de conciertos, teatros,..., que se dirigen a la primera infancia, abriendo caminos al acceso a la cultura y el desarrollo comunitario a través de la cultura; si estáis comprometidos con el logro de los derechos fundamentales de la infancia, entonces, sin duda, deberíais inscribiros en el 10º Congreso Nacional de Lectura de Colombia.




Este 10º Congreso Nacional de Lectura está organizado por Fundalectura, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia y se desarrollará del 3 al 6 de mayo próximos, dentro de la 24ª Feria Internacional del Libro de Bogotá.
En nuestra línea de colaboración por la difusión de vuestros proyectos culturales, hoy os traemos en la agenda de la semana las nuevas actuaciones de la Asociación Coral Accento, con sus conciertos homenaje a D. Tomás Luis de Victoria, en el IV Centenario de su muerte.



Este mismo viernes, 8 de abril, a las 21.00 h., actuarán en la Iglesia Catedral de la Magdalena (plaza de la Magdalena), dentro del XX Festival de música sacra y antigua Ciudad de Getafe.

Infancia, literatura y solidaridad con Japón

Anteriormente hablamos de la importancia de los imaginarios colectivos que perduran y recrean la cultura de una comunidad en su conjunto. Pero cuando pensamos cómo influye ese imaginario en el desarrollo de la infancia, en su comprensión e integración en el mundo que le rodea y en su desarrollo emocional, es fácil darnos cuenta de que su influencia es clave.


Estos imaginarios se convierten, durante la infancia, en un camino para acercarse a la experiencia de la vida, a una forma de entender el mundo y de entenderse en el mismo mundo, a través del descubrimiento de la vivencia de experiencias, que son reflejo e interpretaciones diferentes o distintas de las propias vivencias y fantasía del lector. Así, la literatura infantil, con la omnipresencia de la tradición oral, resulta ser un apoyo emocional en el desarrollo de las niñas y niños, cualesquiera que sean sus circunstancias vitales.
top