Fundalectura, la utopía de lo imposible

La celebración del Día del Libro, además de ser un estímulo al disfrute de la lectura, lleno de actividades y propuestas de acercamiento a los libros y de promoción de obras y escritores, debe ser aprovechada para reflexionar en aspectos tan importantes para el ámbito cultural de la lectura y el libro como son:

  • La intervención directa que se realiza por diversas entidades por la promoción de la lectura,

  • el fortalecimiento de redes culturales relacionadas con la misma,

  • la estimulación de la creación literaria,

  • el desarrollo de mercados culturales desde la producción editorial y

  • la protección del patrimonio cultural en la expresión literaria, tanto oral como escrita.

Son muchos los esfuerzos que se realizan en cada una de las direcciones señaladas y en los que la participación ciudadana y de entidades sin ánimo de lucro son claves para su éxito e influencia en la realidad social, pero no siempre reciben la merecida atención y su reconocimiento en apoyo al desarrollo cultural comunitario.


Sin embargo, en la sociedad actual, en la que la apropiación de las iniciativas culturales por las redes sociales del tercer sector resulta imprescindible para el desarrollo y avance de los derechos culturales y la experiencia comunitaria del disfrute de la cultura viva, debemos destacar iniciativas que partiendo de cierta singularidad contextual son capaces de hacer perdurar en el tiempo sus proyectos, abriéndose a la comunidad y dando paso al trabajo colaborativo con diferentes entidades, tanto públicas como privadas.


Se trata de la gestión de planes ambiciosos que pretende hacer realidad un acceso universal, en este caso, a la lectura y la vivencia creativa de la misma. Planes que se pueden definir como modelos de buenas prácticas profesionales que combinan tanto la faceta animadora como la de la gestora de la cultura.


La difusión de estas buenas prácticas profesionales resulta fundamental para:

  • Darlas a conocer a todos los sectores sociales facilitando su descubrimiento y acercamiento a estas intervenciones y, así, extender sus servicios culturales a una comunidad más amplia.

  • Mostrar y demostrar la validez de propuestas que, a veces, parecen inviables, sirviendo de modelos guías que pueden adaptarse a otros contextos.

  • Promover la adhesión general a estas iniciativas abriendo vías de cooperación entre instituciones y redes comunitaris que pudieran tener así un punto de encuentro en el trabajo por proyectos de interés común.

  • Fortalecer las bases ideológicas de estas iniciativas desde el análisis crítico de las experiencias exitosas y experiencias fallidas, y reorientar así dinámicas y estrategias de actuación.

Por todo ello, desde este blog de Andanzas, hoy queremos hacernos eco de la celebración del vigésimo aniversario de Fundalectura, de Colombia, un proyecto que, cuando comenzó, pareció utópico por lo ambicioso que eran sus objetivos y por las dificultades contextuales en las que habían de desarrollarse, pero que actualmente, después de 20 años, presenta una realidad de logros increíbles que han contribuido de manera determinante al desarrollo cultural, la paz social, la promoción y el bienestar comunitario en toda Colombia y que, estamos seguras, apunta a una sugerente proyección futura que desde otros lugares anhelamos también desarrollar.


Pero para que conozcáis mejor qué es Fundalectura y su proyecto con ya 20 años de historia, os ofrecemos a continuación la carta que amablemente nos hicieron llegar con motivo de la celebración de su aniversario:


Fundalectura, 20 años


"Leemos juntos desde la gestación y a lo largo de la vida"

Bogotá, abril de 2010


Este año, Fundalectura, la Fundación que promueve la lectura en Colombia, celebra sus veinte años de existencia. Durante dos décadas, este organismo privado ha sido clave para inspirar y formular leyes y políticas de lectura que han dado frutos sorprendentes: la ley del libro, en 1993; el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, en 2002, la Política de Lectura para la Primera Infancia, en 2008 y la ley de Bibliotecas, en 2009. Además ha creado un buen número de programas de promoción de lectura revolucionarios como Leer en Familia, una ambiciosa apuesta para crear oportunidades de acercamiento a los libros para los niños y sus padres tanto en el hogar como en los jardines infantiles, o Lectura en espacios no convencionales, que promueve prácticas de lectura en plazas de mercado, estaciones de Transmilenio y parques.

Así mismo, la Fundación ha consolidado una importante colección de títulos óptimos para los niños y los jóvenes; fruto de los comités de valoración, esta colección ha servido de base para la conformación de bibliotecas para diversas comunidades. La tarea de Fundalectura ha sido la piedra angular de un discurso sobre el derecho a la lectura y el acceso al libro, que hoy ha dado sus frutos, gracias al invaluable apoyo de empresas que, antes de la era de la responsabilidad social, apostaron por creer que Colombia puede ser un país de lectores. Así, Smurfit, Cartón de Colombia, Propal, Andigraf y la Cámara Colombiana del Libro se comprometieron desde hace dos décadas con este ideal y fundaron una institución que hoy mira hacia el futuro con la misión clara de diseñar, construir y desarrollar programas y proyectos para fomentar la lectura y la escritura en el país, en todo tipo de poblaciones y, con especial énfasis en la infancia y la juventud, a partir de la experiencia y el conocimiento acumulados, la mejora continua de los procesos, el permanente diálogo interno y el uso óptimo de los recursos. Una institución que además intercambia experiencias, hallazgos e investigaciones sobre lectura y escritura en ámbitos internacionales.

Para sus propósitos Fundalectura se ha asociado desde hace años con otras entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales, con las que coincide en campos del desarrollo humano como la educación, la cultura, la recreación, los derechos de la familia y la niñez, la salud, la formación ciudadana y el trabajo.

Para mayor información visite nuestra página web
www.fundalectura.org o escribanos al correo electrónico contactenos@fundalectura.org.co



Como descubriréis al visitar su Web, Fundalectura es todo un sueño de futuro que partiendo de lo imposible ha creado una realidad hermosa a través de la cultura, ¿no creéis?
top