Deseos de paz



Con nuestros mejores deseos de paz, compartimos con todos vosotros la felicitación de Open Society Foundations .


La celebración de la 24ª Feria del Libro de Guadalajara (México), evento de celebración del libro y la lectura con el invitado especial de Castilla y León, cuna del español , nos ofrece la oportunidad para debatir sobre la realidad y vigencia del español como lengua compartida por comunidades culturales muy diversas en todo el mundo.



El castellano, traspasando los límites culturales de la Comunidad de Castilla y León (España) y extendiéndose más allá de los límites geográficos de España, se convierte en español; español como lengua de encuentro al tiempo que lengua moldeadora de formas culturales propias que, desde luego, hacen ya referencia más allá de sus fronteras o identidad compleja y diversa a un elemento definitorio de una identidad compleja, diversa y multiforme, a veces contradictoria, pero siempre común.
Uno de los temas preferidos de Andanzas es la animación a la lectura, a la que hemos dedicado diferentes posts. Y es que la lectura abre paso al crecimiento y desarrollo personal y comunitario de maneras muy diversas.


Que la lectura es una vivencia de la cultura y, al tiempo, pervivencia de las identidades culturales es un hecho. Por eso, la celebración de ferias del libro y, en definitiva, de la lectura va más allá de un encuentro de la industria editorial y es realmente una celebración para la promoción de la lectura desde la observación del panorama y realidad del libro.
La próxima semana, del 18 al 20 de noviembre, se celebrará en Aveiro (Portugal) el I Congresso Nacional de Animação Sociocultural con el tema de "Profissão e Profissionalização dos/as Animadores/as".


Esta es una oportunidad única para reflexionar y debatir el futuro de una profesión, la de Animador Sociocultural, sobre la que aún hoy, se cuestiona sus funciones e importancia para las intervenciones socioculturales, especialmente por la indefinición oficial de programas de formación profesional que existe en algunos países y/o la coexistencia de titulaciones oficiales diversas para un mismo ámbito profesional.


APDASC

Por ello, en este primer congreso nacional celebrado en  Portugal se plantea definir el Estatuto e Carreira dos/as Animadores/as Socioculturais, o Código de Ética e Deontologia da Animação Sociocultural, e a Formação em Animação Sociocultural, al tiempo que impulsar el conocimiento y reconocimiento de la Animación Sociocultural, objetivos por los que desde hace años viene trabajando la  A APDASC - Associação Portuguesa para o Desenvolvimento da Animação Sociocultural,
entidad organizadora de este congreso.


Os recomendamos visitar la Web del congreso para manteneros informados de todos estos temas, así como dirigiros a la A APDASC - Associação Portuguesa para o Desenvolvimento da Animação Sociocultural para aproximaros al trabajo de la Animación en Portugal, que gentilmente nos comunicaron la celebración de este congreso.


Y si os interesa, ¡aún quedan algunas plazas libres para inscribiros!

Patrimonio cultural y cooperación al desarrollo

En otras ocasiones hemos planteado desde aquí las posibilidades que ofrece el Patrimonio Cultural como herramienta para el desarrollo, tal y como podéis recordar leyendo los posts de Canarias III: la promoción de la participación en cultura, Patrimonio cultural y mayores y Reconocimiento de las culturas.


Realmente el Patrimonio Cultural puede ser un recurso eficiente de desarrollo siempre que su recuperación, conservación y difusión se entiendan como procesos de intervención abiertos a la comunidad y que, por tanto, pueda la misma comunidad desempeñar un papel activo durante todos esos procesos definidos para el logro del beneficio social y económico colectivo. Por tanto, entendemos que la clave para promover el desarrollo desde las intervenciones en patrimonio cultural está en la definición de objetivos productivos, sostenibles y glocalizados que partan de las verdaderas necesidades, intereses y demandas de las comunidades y que contribuyan a alcanzar beneficios reales y ajustados a los diferentes contextos.



Conseguir sacar adelante proyectos que prevén movilizar a un gran número de personas, para el encuentro y debate de temas sobre la cultura, nunca resulta sencillo por los retos de todo tipo que suponen su organización y desarrollo.

La celebración misma de encuentros, congresos y jornadas es ya todo un éxito y si, además, consiguen fomentar la colaboración e intercambio de ideas, experiencias y planteamientos entre los profesionales que intervenimos en el ámbito cultural, entonces, se convierten en todo un acontecimiento que abre nuevas líneas de trabajo a explorar.


Este es el caso del Encuentro Nacional de Animadores y Gestores Culturales de Chile, que del 4 al 6 de noviembre está celebrando su segunda edición con el tema de Asociatividad para nuevas políticas culturales en el Chile del Bicentenario, con un interesante programa de actividades , del que nos ha informado Roberto Guerra, gestor cultural chileno y en cuyo blog, Mi canto es un canto libre, podréis encontrar información actualizada de este y otros interesantes eventos que tienen lugar en Chile. No os lo perdáis.

Este año se conmemora el quinto aniversario de la aprobación de la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, una convención aprobada el 20 de octubre de 2005 y que, a pesar de la buena voluntad con la que se definió, aún le queda un largo camino por recorrer para ser testimonio y marco efectivo de una realidad.


La diversidad cultural es, desde luego, un hecho evidente en la sociedad actual aun bajo la presión de procesos de globalización cultural, que extienden una uniformidad de manifestaciones culturales desde el predominio de formas culturales propias de los países con mayor desarrollo económico y poder político a nivel mundial.


De nuevo en la Red: volvemos a las Andanzas

Parece que el tiempo ha pasado muy deprisa desde nuestro último post y, sin embargo, hace ya 6 meses desde que lo hicimos.

Y la verdad es que durante este último año no hemos estado trabajando tanto en la publicación de Andanzas como en otros proyectos, también relacionados con la Animación y la Gestión Cultural. Proyectos muy interesantes que nos han exigido una mayor dedicación, dejándonos poco tiempo para la publicación bloguera, y que, una vez puestos en marcha, podremos ya compaginar con esta publicación.

Así pues, por fin, ha llegado la hora de retomar nuestra actividad bloguera y continuar con la tarea de difusión y reflexión que nos planteamos cuando iniciamos este blog, conectando esos diversos proyectos en los que las autoras de este blog trabajamos, para ofrecerlos a toda la comunidad internauta interesada en la cultura, su gestión y las posibilidades que ésta ofrece como instrumento de desarrollo comunitario.



Fundalectura, la utopía de lo imposible

La celebración del Día del Libro, además de ser un estímulo al disfrute de la lectura, lleno de actividades y propuestas de acercamiento a los libros y de promoción de obras y escritores, debe ser aprovechada para reflexionar en aspectos tan importantes para el ámbito cultural de la lectura y el libro como son:

  • La intervención directa que se realiza por diversas entidades por la promoción de la lectura,

  • el fortalecimiento de redes culturales relacionadas con la misma,

  • la estimulación de la creación literaria,

  • el desarrollo de mercados culturales desde la producción editorial y

  • la protección del patrimonio cultural en la expresión literaria, tanto oral como escrita.

Son muchos los esfuerzos que se realizan en cada una de las direcciones señaladas y en los que la participación ciudadana y de entidades sin ánimo de lucro son claves para su éxito e influencia en la realidad social, pero no siempre reciben la merecida atención y su reconocimiento en apoyo al desarrollo cultural comunitario.


Sin embargo, en la sociedad actual, en la que la apropiación de las iniciativas culturales por las redes sociales del tercer sector resulta imprescindible para el desarrollo y avance de los derechos culturales y la experiencia comunitaria del disfrute de la cultura viva, debemos destacar iniciativas que partiendo de cierta singularidad contextual son capaces de hacer perdurar en el tiempo sus proyectos, abriéndose a la comunidad y dando paso al trabajo colaborativo con diferentes entidades, tanto públicas como privadas.


Se trata de la gestión de planes ambiciosos que pretende hacer realidad un acceso universal, en este caso, a la lectura y la vivencia creativa de la misma. Planes que se pueden definir como modelos de buenas prácticas profesionales que combinan tanto la faceta animadora como la de la gestora de la cultura.


La difusión de estas buenas prácticas profesionales resulta fundamental para:

  • Darlas a conocer a todos los sectores sociales facilitando su descubrimiento y acercamiento a estas intervenciones y, así, extender sus servicios culturales a una comunidad más amplia.

  • Mostrar y demostrar la validez de propuestas que, a veces, parecen inviables, sirviendo de modelos guías que pueden adaptarse a otros contextos.

  • Promover la adhesión general a estas iniciativas abriendo vías de cooperación entre instituciones y redes comunitaris que pudieran tener así un punto de encuentro en el trabajo por proyectos de interés común.

  • Fortalecer las bases ideológicas de estas iniciativas desde el análisis crítico de las experiencias exitosas y experiencias fallidas, y reorientar así dinámicas y estrategias de actuación.

Por todo ello, desde este blog de Andanzas, hoy queremos hacernos eco de la celebración del vigésimo aniversario de Fundalectura, de Colombia, un proyecto que, cuando comenzó, pareció utópico por lo ambicioso que eran sus objetivos y por las dificultades contextuales en las que habían de desarrollarse, pero que actualmente, después de 20 años, presenta una realidad de logros increíbles que han contribuido de manera determinante al desarrollo cultural, la paz social, la promoción y el bienestar comunitario en toda Colombia y que, estamos seguras, apunta a una sugerente proyección futura que desde otros lugares anhelamos también desarrollar.


Pero para que conozcáis mejor qué es Fundalectura y su proyecto con ya 20 años de historia, os ofrecemos a continuación la carta que amablemente nos hicieron llegar con motivo de la celebración de su aniversario:


Fundalectura, 20 años


"Leemos juntos desde la gestación y a lo largo de la vida"

Bogotá, abril de 2010


Este año, Fundalectura, la Fundación que promueve la lectura en Colombia, celebra sus veinte años de existencia. Durante dos décadas, este organismo privado ha sido clave para inspirar y formular leyes y políticas de lectura que han dado frutos sorprendentes: la ley del libro, en 1993; el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, en 2002, la Política de Lectura para la Primera Infancia, en 2008 y la ley de Bibliotecas, en 2009. Además ha creado un buen número de programas de promoción de lectura revolucionarios como Leer en Familia, una ambiciosa apuesta para crear oportunidades de acercamiento a los libros para los niños y sus padres tanto en el hogar como en los jardines infantiles, o Lectura en espacios no convencionales, que promueve prácticas de lectura en plazas de mercado, estaciones de Transmilenio y parques.

Así mismo, la Fundación ha consolidado una importante colección de títulos óptimos para los niños y los jóvenes; fruto de los comités de valoración, esta colección ha servido de base para la conformación de bibliotecas para diversas comunidades. La tarea de Fundalectura ha sido la piedra angular de un discurso sobre el derecho a la lectura y el acceso al libro, que hoy ha dado sus frutos, gracias al invaluable apoyo de empresas que, antes de la era de la responsabilidad social, apostaron por creer que Colombia puede ser un país de lectores. Así, Smurfit, Cartón de Colombia, Propal, Andigraf y la Cámara Colombiana del Libro se comprometieron desde hace dos décadas con este ideal y fundaron una institución que hoy mira hacia el futuro con la misión clara de diseñar, construir y desarrollar programas y proyectos para fomentar la lectura y la escritura en el país, en todo tipo de poblaciones y, con especial énfasis en la infancia y la juventud, a partir de la experiencia y el conocimiento acumulados, la mejora continua de los procesos, el permanente diálogo interno y el uso óptimo de los recursos. Una institución que además intercambia experiencias, hallazgos e investigaciones sobre lectura y escritura en ámbitos internacionales.

Para sus propósitos Fundalectura se ha asociado desde hace años con otras entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales, con las que coincide en campos del desarrollo humano como la educación, la cultura, la recreación, los derechos de la familia y la niñez, la salud, la formación ciudadana y el trabajo.

Para mayor información visite nuestra página web
www.fundalectura.org o escribanos al correo electrónico contactenos@fundalectura.org.co



Como descubriréis al visitar su Web, Fundalectura es todo un sueño de futuro que partiendo de lo imposible ha creado una realidad hermosa a través de la cultura, ¿no creéis?
El Día 8 de marzo como día de celebración de la Mujer debe servirnos para retomar proyectos e iniciativas por la promoción de los derechos de todas la mujeres para lograr una sociedad igualitaria, sin ningún tipo de discriminación.


Existe una larga trayectoria de esfuerzos y experiencias dirigidas a lograr esa igualdad de género, tan larga que puede parecer reiterativa la conmemoración de este día, e incluso innecesaria al menos en determinados ámbitos. Sin embargo, si analizamos la realidad social, es inevitable descubrir cómo perduran las condiciones discriminatorias a todos los niveles y en todos los contextos, desde los más próximos hasta los más globales. Y esto sucede además a todas las edades.


Por eso mismo resulta imprescindible continuar el trabajo de sensibilización ante esta problemática sociocultural e implementar planes, programas y proyectos dirigidos a promover la igualdad de género en todos los ámbitos, también, de manera especial, en el cultural.


En este sentido, la Comisión Europea de Trabajo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades nos ofrecen materiales diversos para la sensibilización social de la discriminación por razón de género en cualquier ámbito vital, desde la educación hasta el trabajo. Estos materiales nos pueden ser muy útiles en jornadas, semanas temáticas, campañas,..., por la igualdad de género, y, a modo de ejemplo, podéis encontrar:


Un documental sobre la igualdad de género en la Unión Europea, interesante para acercarnos a la realidad sociocultural de este tema en Europa:





El vídeo documental que nos invita a reflexionar sobre la diferencia salarial entre mujeres y hombres únicamente por razón de género, una realidad discriminatoria que, a pesar de las políticas de igualdad, perdura:






Los vídeos animados de SuperEva (sólo disponibles en inglés y francés), un personaje que tiene que ir subiendo niveles en su lucha por la igualdad y, que a modo de ejemplo os mostramos el capítulo de igualdad de género en el empleo:





Y el de igualdad en el acceso a las pensiones:






Vídeos interesantes que dejan patente cuánto queda por conseguir por la igualdad entre mujeres y hombre, incluso en contextos en que presumimos de disfrutar de un marco legal que nos garantiza esa igualdad y en que se comienza a integrar una cultura de igualdad, ¿verdad?


Y para terminar, un canto de reconocimiento a la dignidad de las mujeres: el vídeo de Miguel Bosé Que vivan las mujeres.


Hoy es un día para recordar por siempre lo que nunca deberíamos haber dejado que ocurriera y lo que jamás debemos permitir que siga ocurriendo: el holocausto de pueblos y culturas.

La destrucción y la tragedia de los holocaustos no son sólo responsabilidad de los gobiernos; es también responsabilidad del silencio de la ciudadanía, que ha de hacerse escuchar y ha de poner fin a la barbarie de poderes.


Y como punto de debate y reflexión sobre ello, os invitamos ver el siguiente vídeo educativo que nos ofrece las Naciones Unidas, Footprints: Discovering the Holocaust through Historical Artefacts (sólo disponible en versión inglesa).




Cuando nos aproximamos a las prácticas locales de intervención cultural no podemos dejar de prestar atención a los centros socioculturales, espacios propicios para la actividad cultural más próxima a la comunidad.


Son espacios conocidos con diferentes denominaciones, que vienen marcadas por la orientación o propósitos que definen a esos mismos centros; aunque también esas distintas denominaciones se corresponden a una indefinición o una falta de identidad del centro que, finalmente, son denominados bajo etiquetas que pretenden abrirlos a las diferentes posibilidades no siempre convertidas en realidades de acción o intervención.


Los centros socioculturales son, al menos en un principio, diseñados y desarrollados para la participación y la acción comunitaria, en ámbitos que fomentan la apropiación del tiempo y del espacio compartido personal y socialmente. Son espacios para el encuentro y la comunicación grupal, para la creación, para la promoción de proyectos de Desarrollo Cultural Comunitario, para tomar parte activa de la expresión cultural. Así pues, son centros que aportan recursos y propuestas de actividad que apoyen proyectos e iniciativas de desarrollo cultural comunitario.

Estos centros se caracterizan por su apertura al entorno comunitario próximo, la prestación de servicios culturales orientados a la participación, el reunir recursos materiales y técnicos diversos para el apoyo a iniciativas y el romper barreras a la participación.

Por eso mismo, son espacios culturales que en las ciudades se ubican en los diferentes barrios, y que en los pueblos suelen reunir toda la intervención cultural, concentrando esfuerzos de la Administración Pública, iniciativas comunitarias, ONGs, fundaciones,...

Sin embargo, llama la atención la integración en este tipo de centros de servicios deportivos, que incluso relegan la orientación sociocultural base e identidad de los mismos. De manera tal que el programa sociocultural queda en un segundo plano, y los centros se transforman en espacios deportivos que cuentan anejos algún servicio sociocultural, generalmente bibliotecas de barrio, con un programa limitado de actividades animadoras.


Ante esta situación hay que señalar que la ampliación de la oferta de servicios deportivos en sí tiene un valor positivo: abre el acceso a la práctica deportiva contribuyendo, también, al desarrollo personal y a la salud comunitaria. Sin embargo, el que estos servicios sean asumidos por los centros socioculturales presenta un peligro real: el que la mejora y ampliación de los servicios deportivos eclipsen las actuaciones culturales propias de la Democracia Cultural.


Como resultado de todo ello, en algunos casos nos estamos alejando de la práctica cultural democrática, que necesita del apoyo de este tipo de centros, y se redunda en intervenciones culturales esporádicas en el tiempo, sin la continuidad necesaria para asentar y reforzar procesos, sinergias participativas creativas de la comunidad, y descubrimos cómo volvemos a relegar la cultura popular a la celebración de fiestas populares tradicionales de cada localidad.


¿Un ejemplo de ello? Las programaciones anuales de uno de estos nuevos centros socioculturales-deportivos, los únicos centros de proximidad en muchos barrios de las grandes ciudades.


La pregunta que, entonces, debemos plantearnos es: ¿qué ha pasado con la intervención de los profesionales de la Animación y la Gestión Cultural? ¿Existen modelos de centros de proximidad válidas para las sociedades multiculturales actuales?

Los centros socioculturales deben estar orientados fundamentalmente a atender todos los colectivos sociales, además de facilitar la integración y la comunicación social, por lo que es imprescindible la implementación de programas culturales de calidad. Y para conocer las buenas prácticas profesionales que se desarrollan actualmente os emplazamos a leer nuestras próximas entradas.
top