Artes escénicas como recurso cultural

Las artes escénicas constituyen una de las expresiones culturales con mayor carácter socializador ya que la creación escénica siempre se dirige a un público, ya sea como espectador, ya sea como participante.

La variedad de formas, estilos y juegos escénicos es enorme, al igual que los recursos o medios que apoyan esas formas, coincidiendo siempre en la construcción o aparición ante el público de una realidad ficticia, dentro de unas coordenadas espacio-temporales propias, con la recreación de sentimientos, emociones, conflictos,...

Y si se logra la comunicación o conexión con el público, éste entrará en la trama del juego dramático aun cuando los recursos escénicos se reduzcan a la interpretación misma, en una vivencia única. Una vivencia única que puede ser motivo central de diversas e interesantes propuestas desde nuestro ámbito profesional.

Así, desde el punto de vista de la Gestión Cultural, las artes escénicas son la clave de programas y proyectos de dinamización cultural que se plantean con fines como:

  • Promover el acceso a este tipo de expresiones culturales en cualquier entorno, siempre desde redes colaborativas que trabajan desde una perspectiva glocalizadora. Y además abrir las artes escénicas a cualquier edad y colectivo como, por ejemplo, a la infancia más temprana (de 0 a 3 años), mediante la oferta de espectáculos dirigidos especialmente a este público. Y como muestra aquí tenéis imágenes de la obra de teatro para bebés Rompiendo el cascarón de la compañía de teatro La casa incierta:

Rompiendo el Cascarón :::Video resumen:::
Cargado por lacasaincierta. -

Un proyecto implementado con el apoyo de la Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional (ASDI), con el objetivo principal de lograr que el público centroamericano tenga acceso, se reconozca e identifique con ofertas de un teatro centroamericano de mayor calidad y efectividad artística y ética; aumentando la calidad de los profesionales del teatro regional, potenciando el desarrollo del sector.

  • Fortalecer el tejido cultural de la sociedad, con la convocatoria de ayudas a la creación y a su difusión, programas de actividades culturales a nivel local, celebración de fechas conmemorativas, la elaboración y difusión de guías de recursos,...

Ejemplo de ello es el Plan integral de Circo de la Generalidad de Cataluña (España) para que el circo en Cataluña pueda desarrollarse con las condiciones adecuadas para situarse, a todos los niveles, en el concierto circense internacional.

A este plan se vincula la campaña para impulsar esta disciplina artística como un arte contemporáneo que está al alcance de personas de todas las edades, condición social y origen, de la que ha continuación podemos ver el vídeo Tots som el circ (todos somos el circo):



Por lo que respecta a la Animación Cultural, las artes escénicas resultan un medio muy interesante para el logro de fines tan generales como: desarrollar una verdadera Democracia Cultural, mejorar la realidad cotidiana y cercana de las comunidades, apoyar los procesos de desarrrollo cultural y contribuir a la autorrealización personal y comunitaria de toda la sociedad, atendiendo de manera inclusiva a las necesidades específicas de cada persona y cada colectivo.

Y esto es posible lograrlo a través de las artes escénicas siempre y cuando sepamos valernos de las posibilidades que estas ofrecen en cuanto a que pueden ser:

  • Medio promotor del encuentro, comunicación y la integración social, como puede ser a través de los grupos de Teatro de aficionados.
  • Estrategia para facilitar el empoderamiento personal y comunitario, al ofrecer un contexto de recreo de las propias habilidades personales y sociales en cualquier contexto, incluso en los más difíciles, sobre lo que ya dimos algunas pistas en la entrada Guerras, pobreza y Animación Cultural, en la que nos referíamos al trabajo que realizan la Asociación cultural Arte acción , en Honduras, y La Caja Lúdica, en Guatemala.
  • Recurso para la expresión creativa, satisfaciendo las necesidades de autorrealización personal.
  • Herramienta terapéutica tanto en la atención a colectivos con necesidades específicas, como en la vivencia del ocio recreativo, como ya comentamos en su día en la entrada El teatro: recurso para la rehabilitación psicosocial.

Pero podemos encontrar muchas más intervenciones que trabajan en este sentido como Danza Mobile, un proyecto complejo que se estructura en cuatro líneas de trabajo: una asociación, un centro ocupacional, una escuela y una compañía de danza.

Así, por ejemplo, la Compañía Danza Mobile (Sevilla, España) se promovió con el objetivo fundamental de introducir a una Compañía de Danza, que trabaja con personas con discapacidad intelectual, en los circuitos normalizados de danza, con la intención de que, público, crítica y mercado, valoraran su calidad artística al margen de su discapacidad.

Una compañía, ya con largo recorrido artístico, sobre la que reflexionan Esmeralda Valderrama y Fernando Coronado, sus responsables, en el siguiente vídeo, y de las que os recomendamos tomar buena nota:


Como habréis comprobado, las posibilidades que se nos abren con las artes escénicas son muy variada. Sólo queda que, como profesionales del ámbito cultural, les demos paso en proyectos e intervenciones respondiendo a necesidades, intereses y demandas de cada persona y comunidad, ¿verdad?

top