Acabábamos el anterior post con la promesa de acercarnos al panorama del folklore y las tradiciones de distintos territorios para identificar distintas intervenciones que trabajan por revitalizar las formas culturales tradicionales.

Así que hoy nos aproximaremos a un territorio concreto en el que descubrir varios proyectos muy interesantes en este sentido. Hablaremos de Canarias (España).

El folklore y las tradiciones que define el patrimonio inmaterial canario es muy poco conocido fuera de sus tierras y quizás pueda parecer, desde este desconocimiento, que sufre una pobre vitalidad.

Y es cierto que Canarias vive una realidad sociocultural y económica compleja que junto a la toma de decisiones políticas polémicas y algunas muy poco acertadas referidas a su patrimonio están comprometiendo su desarrollo cultural comunitario.


Pero también es cierto que si nos acercamos a la realidad cultural canaria, descubrimos que, a pesar de las dificultades comunes a la pervivencia del patrimonio inmaterial de cualquier comunidad, existen y se desarrollan intervenciones variadas que trabajan de manera modélica por su revitalización, difusión y disfrute. Intervenciones en las que se implican sectores muy diferentes, como es la Universidad.


La universidad es una institución de estudio e investigación cuyos conocimientos deben revertir en la sociedad en la que se inserta. Por ello, el desarrollo de proyectos que se abran a toda la sociedad, y no sólo al la comunidad universitaria, es una vía para democratizar el conocimiento.



Este es el caso de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y los recursos para el acceso y difusión de fondos documentales del patrimonio canario que nos ofrece la Biblioteca de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias que ha desarrollado una plataforma para facilitar la promoción y el acceso al patrimonio cultural canario a través de diferentes programas.

De entre estos, y en referencia al tema de este post, destacamos en primer lugar el proyecto de Memoria digital de Canarias, el portal del patrimonio documental canario que desde 2003 da acceso a una importante colección de textos impresos y manuscritos, imágenes, registros sonoros y películas, mostrando siempre los documentos completos en forma facsimilar.


Se trata así de un portal dedicado a la conservación y difusión del patrimonio para su conocimiento y su estudio, facilitando un acceso democrático al mismo al ofrecerlo de manera libre y gratuita.


En segundo lugar, y en la misma línea de trabajo por facilitar la promoción y el acceso de toda la sociedad a su patrimonio, esta universidad también es plataforma de difusión del archivo fotográfico de don Jaime O'Shanahan Bravo de Laguna que el fotógrafo donó a la Universidad con un fondo de más de 34.000 fotografías de los últimos sesenta años, que permiten conocer la historia agronómica, forestal y botánica de Gran Canaria en este período.


Dentro de esta colección os recomendamos que visitéis la sección de etnografía, con fondos sobre Agricultura y ganadería, Fiestas populares, Actividades artesanales (cerámica, vestuario, orfebrería, etc) y Vestimentas tradicionales.


Otra de sus iniciativas trabaja dentro del proyecto europeo Euromed Heritage II financiado por la Comisión Europea; un proyecto dirigido a recuperar el patrimonio intangible de una serie de ciudades, todas ellas con pasado cosmopolita y mezcla de culturas, como instrumento para entender los profundos cambios a los que están sometidas hoy en día.


Es Voces y Ecos. Recuerdos del Mediterráneo en el Atlántico, una iniciativa que aprovecha el apoyo del amplio entorno europeo para trabajar en el ámbito local.


Encontramos además El Archivo sonoro de literatura oral de Canarias Maximiano Trapero de las Islas Canarias referidos a la literatura oral (romancero, cancionero, décima popular, cuentos, leyendas, etc.), con ramificaciones a otras manifestaciones de la cultura popular, tanto oral como material de todas las islas del archipiélago.
Un fondo documental muy interesante que no debéis dejar de escuchar algunos de sus archivos.

Como habréis visto, la labor de recopilación, catalogación, conservación y promoción del fondo documental sobre tradiciones y folklore resulta fundamental para el mantenimiento, reconocimiento y valoración de la identidad cultural canaria, de su memoria y, al mismo tiempo, de su proyección en el futuro de la comunidad.
Pero hay más iniciativas interesantes que queremos comentaros, y por eso os emplazamos a leer el próximo post y a que los amigos canarios nos hagan llegar otras más, especialmente la amiga majorera de este blog.

1 comentarios:

Atteneri dijo...

¿ Por dónde empezar...?
Sabes que opinar sobre este tema, para mí no es nada fácil, pues me cuesta muchísimo ser objetiva y no opinar desde el rencor y el sentimiento de abandono que como canaria, siento sin poder evitarlo.
Evidentemente como identidad diferenciada de cualquier otra española, como la andaluza, vasca etc, tenemos un valioso legado al que nos cuesta mucho esfuerzo y discusiones, mimar, respetar y sobre todo, conservar.
Afortunadamente, existen muchas iniciativas como la que has utilizado en tu post, que por cierto, ya está en mi lista de favoritas y en mi blog.
Aún así nos queda mucho camino que recorrer y muchas conciencias canarias que despertar, pero si no lo conseguimos en tres generaciones, será en cuatro o en las que sean, lo importante, como todo en la vida, es no rendirse ante la desesperanza que nos generan nuestros políticos corruptos y la visión que se tiene desde fuera de nuestra tierra: lugar de vacaciones y de verano=fiesta eterno.

Anécdota propia (real): hoy.
Lugar: Prácticas
Tema disputa: Mi compañera me dice que los canarios hablamos mal el castellano y que si en el colegio no nos enseñaban a pronunciar la z y la c. ¿Flipante no?
Mi respuesta, tragando un nudo de tensión que me baja lentamente por la garganta y llega al estómago cual ladrillo aplasta a una hormiga: contesto: - esa pregunta no tiene ningún sentido porque es como si yo te dijera a tí que cuando hablas el castellano pronuncias la l muy palatal, nada castellana. A parte es absurda, y además ofensiva porque no se trata de hablar correctamente o no, se trata de identidad cultural, de cultura, geografía, y sobre todo, historia.
Ella me contesta: - tu dirás lo que quieras pero zapato, se dice con z no con s, yo cuando hablo en castellano pronuncio la z para decir zapato, sin embargo, en valenciano no la pronuncio.

En fin, yo, que no soy una persona de sangre fría, y con capacidades de reflexión inmediata, le repetí la misma respuesta anterior, hasta que llegó un filólogo a la sala y confirmó mi teoría, añadiendo que el único castellano casi puro, es el de Castilla, el resto, tiene vicios provocados por eso que tanto nos enriquece y que se convierte en motivo de curiosidad para abrirnos a las diferencias humanas: "LA CULTURA"
Y ahora pienso: valió la pena coger los nervios que cogí mientras defendía lo mío, porque me ha venido al pelo para demostrar la imagen que se tiene del canario desde fuera, y el sentimiento que nos genera esta visión distorsionada provocada por los prejuicios.


Ya sabes que me encanta este blog, y después de este post, más si cabe, así que ya sabes... a ver si te animas a dejarme una prueba visual de que entras al mio.

¡¡Un besito muy fuerte!! Muchisisisimas gracias por interesarte por lo nuestro, que también es tuyo.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top