Músicas tradicionales y Administración Pública

En el anterior post comentamos cómo las músicas tradicionales se han convertido en el eje de intervenciones de iniciativas comunitarias, como son las escuelas y asociaciones de música folklórica, y de iniciativa privada, como por ejemplo la discográfica Putumayo World Music, que se dirigen fundamentalmente a la revitalización de formas musicales tradicionales y que en el siguiente vídeo podéis descubrir:





Putumayo World Music - EPK (Spanish) from Putumayo World Music on Vimeo.


Pero la recuperación de las músicas tradicionales es también un área de interés para la intervención de las Administraciones Públicas. En este sentido, el sector público desarrolla programas orientados generalmente a la recogida de las huellas y testimonios de formas musicales tradicionales con la formación de colecciones de archivos sonoros y multimedia además de documentos diversos de investigación etnomusical, en línea del proyecto del Arquivo Sonoro de Galicia .

La formación de estas colecciones del patrimonio musical de cada comunidad se comprende con el desarrollo de proyectos museísticos que además de la conservación y catalogación de la colección, cumplen funciones tales como:

  • Una función de estudio tanto de la música como de instrumentos tradicionales y de las fiestas, ritos y costumbres en los que estas formas musicales se representaban.
  • Una función formativa y comunicativa de este tipo de colecciones en la comunidad por medio de exposiciones y otras actividades de animación cultural.

Proyectos como los del Museo de la Música de Barcelona (España), y su fondo sonoro y el Museo Interactivo de la Música Latinoamericana de Montevideo (Uruguay).

Otra línea de intervención de las Administraciones Públicas es la de apoyo económico de iniciativas comunitarias y privadas a través de programas de subvenciones. Así trabaja, por ejemplo, el Ministerio de Cultura de España con su programa de Ayudas a la danza, la lírica y la música.

Por último también queremos destacar la intervención directa del sector público a nivel local en dos áreas de acción:








Estas son algunas de las claves de acción de la Administración Pública en la música tradicional que se dirigen a garantizar el acceso al patrimonio cultural, pero aún queda bastante camino que recorrer en la revitalización del patrimonio musical de los pueblos, especialmente en lo que se refiere a la necesidad de abrir más vías de colaboración entre los tres sectores sociales, ¿no creéis?

Pero quizás acercándonos a un contexto concreto podríamos entender mucho mejor cuáles son las vías de intervención para revitalizar las formas culturales tradicionales. Por eso en el próximo post nos acercaremos al panorama del folklore y las tradiciones de distintos territorios.

Y esta vez prometemos hablar de Taburiente.

Revitalización de la música tradicional

Entre las manifestaciones del folklore y las tradiciones que comprende el patrimonio inmaterial de las diferentes culturas, podemos descubrir la música como una expresión cultural universal con formas muy diversas, pero que siempre sorprenden, atraen y conectan a gente de diferentes comunidades.

La música tradicional nos acercan a la expresión rítmica de identidades culturales muy diferentes, acompañadas o no de cantos que recogen formas de sentir, modos de vida, experiencias e historias de cada pueblo.


Esta música experimenta una revitalización constante promovida por la participación de grupos comunitarios que trabajan en mantener viva estas formas culturales desde escuelas de música tradicional, asociaciones e iniciativas más o menos improvisadas que participan en celebraciones populares. Escuelas como la Escuela de Música Tradicional de Llangréu, (Asturias, España) de la que a continuación podéis ver un vídeo de una de sus clases.





En esta renovación de la música popular trabajan además músicos profesionales que retoman estas formas populares, investigan sus formas más puras y les sirven como punto de partida en el desarrollo de nuevas obras más o menos puristas y en las que, a veces, se fusionan diferentes formas musicales.

Artistas que descubrimos trabajando en líneas muy diversas como, por ejemplo, la fusión de flamenco y música de la India en la que está trabajando el proyecto Indialucia que os invitamos a disfrutar en el siguiente vídeo:





Músicas creadas con instrumentos construídos con los materiales y recursos que cada comunidad descubría a su alrededor y que, en sí mismos, son también parte del patrimonio de esas comunidades.

Y en su conservación y promoción trabajan iniciativas como la del Museo Interactivo de Música de Málaga (España), que se presenta en el siguiente vídeo:










Y el Museo Virtual de Instrumentos Musicales de los Museos de Urueña (Valladolid, España), que recoge instrumentos tradicionales de todo el mundo.



Es además una las expresiones culturales populares más vivas al convertirse en un recurso cultural clave en la promoción y dinamización del encuentro cultural. Así, la música como motor del intercambio cultural se gestiona, en numerosas ocasiones, a través de festivales como La mar de Músicas en Cartagena (Murcia, España), que en julio de este año celebrerá su XV edición, con un especial dedicado a Marruecos.

Como habréis visto, son numerosas las iniciativas que están trabajando por la revitalización de la música tradicional, pero aún queda por descubrir otras iniciativas de la Administración Pública que trabajan también en este sentido.
Iniciativas sobre las que hablaremos en el próximo post.

Cultura popular

Una de las cuestiones claves para los profesionales que intervenimos en el ámbito cultural es el significado e importancia que adquiere la cultura popular en nuestras intervenciones.

El concepto de cultura popular se ha ido modificando a lo largo de los años, pero lo cierto es que, en la actualidad, la cultura popular es algo mucho más complejo que la cultura que nos refiere trazos del devenir histórico de una comunidad y que, de esta manera, nos acerca al patrimonio inmaterial de esa comunidad.

Pero, por otra parte, también va más allá del mosaico de subculturas consideradas como marginales desde algunas posturas críticas.

Desde nuestra perspectiva de trabajo, la cultura popular es la cultura manifestada por cualquier comunidad definida por sus propios rasgos de identidad, reafirmada en la manifestación de sus tradiciones y conservación de su patrimonio inmaterial y que, al mismo tiempo, nos abre caminos de comprensión de la diversidad en la confluencia y el encuentro rico de distintas comunidades. Pero, también, en la renovación de sus expresiones culturales mediante diferentes movimientos innovadores que se abren paso poco a poco. Y todo ello con la implicación y participación de la propia comunidad.

Entendemos entonces que la Animación y la Gestión Cultural han de integrar necesariamente la cultura popular en su acción si lo que se pretende es trabajar por el desarrollo cultural comunitario en un marco democrático en el que se han de atender y satisfacer los intereses, demandas y necesidades de la comunidad en su conjunto, en general, y de cada sector en particular.

Por eso, a lo largo de este mes, queremos acercaros a diferentes acciones profesionales que de una manera específica y sistemática se orienten a la promoción y dinamización de la cultura popular en cuanto a la vivencia y disfrute de su folklore y tradiciones, de su patrimonio cultural.

Y hoy para comenzar os presentamos las acciones que en este sentido está desarrollando el Ayuntamiento de Barcelona (España), con un programa amplio y modélico de intervenciones, a través del Centre de Promoció de la Cultura Popular i Tradicional Catalana, organizado en cuatro áreas: Patrimonio Etnológico, Centro de Documentación del CPCPTC, Promoción y Dinamización, y Formación en cultura popular.

Como podréis descubrir al visitar su Web, las líneas de acción de cada una de estas áreas bien podrían servir de guía de intervención extrapolándolo a otros contextos.

Os aconsejamos que prestéis especial atención al trabajo de movilización de la participación ciudadana a través de FESTCAT, Escoles d'Estiu de Cultura Popular (Escuela de Verano de Cultura Popular), el programa de Tallers per a la festa (Talleres para la fiesta) y el programa de Suport als projectes d'associacionisme (Apoyo a los Proyectos Culturales de Asociacionismo).

Un ejemplo de estas acciones podemos descubrirlo en el siguiente vídeo de Tallers per a la festa a la Festa Major de Bellpuig:



Como un documento base que podemos leer y que nos descubre las peculiaridades de la ciudad de Barcelona os recomendamos la lectura de Elementos para una diagnosis sobre la cultura popular y tradicional en Barcelona.

Y si os interesa las iniciativas de promoción de las fiestas tradicionales, no dejéis de visitar el portal de fiestas populares catalanas, Festes.org que sirve de promoción de sus fiestas tradicionales, manifestación viva y revitalizante de la comunidad catalana y una oportunidad para la participación espontánea e implicada de la ciudadanía en momentos de encuentro comunitario de disfrute de las identidades culturales que reviven tradiciones y expresiones diversas.

Un portal donde también podemos encontrar apuntes de otras comunidades en la sección Festes d'altres cultures (Fiestas de otras culturas), abriéndose así al conocimiento a la diversidad.

Interesante como un primer acercamiento a la cultura popular, ¿no?
top