Israel y Palestina: Promises

Los bombardeos de Israel durante los últimos días en la franja de Gaza endurece aún más la situación de la población civil palestina.


Son ya centenares las personas muertas como resultado de estos bombardeos y esto parece ser sólo un nuevo principio de una etapa de violencia exacerbada, muerte y destrucción que recrudece el drama de miles de personas cuyos derechos fundamentales no son respetados.

Y ante esta situación todos nos preguntamos cuándo y cómo acabará el conflicto entre Israel y Palestina tras décadas de muerte; cómo es posible que la comunidad internacional no actúe a favor de la paz y por la defensa de los derechos humanos.

Pero lo que sí sabemos es que la guerra, la violencia no es el camino que pueda llevar al final de este conflicto, y que sólo lleva a la radicalización, al rencor y al odio en un ciclo sin fin.

También sabemos que sólo la negociación y el diálogo podrán abrir vías de encuentro y un tiempo para la paz y para escucharse las gentes de las dos comunidades.

Y hoy queremos invitaros a reflexionar sobre ello con el visionado de un documental protagonizado por niños palestinos e israelitas y su visión sobre los desencuentros y posibles encuentros entre sus comunidades, y cuál es el camino hacia la convivencia, el respeto y la paz.
Se trata de la película Promises (que está disponible también con subtítulos en español, aunque el portal Google sólo lo ofrece en inglés y es la versión que recogemos a continuación).



Después de verlo seguro que podréis entender mucho mejor el drama de este conflicto y los distintos factores que influyen en él.


Y entender también que las promesas de un futuro de paz sólo se cumplirán con el encuentro de las nuevas generaciones y, con él, poder conocerse, poder comprenderse y así respetarse y valorarse.

Guerras, pobreza y Animación Cultural

En el anterior post dejábamos pendiente el hablar sobre las posibilidades que abren las intervenciones de la Animación Cultural a las personas de todas las edades que viven en el drama de unas realidades en las que sus derechos fundamentales se ven vulnerados.

Y hoy queremos dar respuesta a esta cuestión acercándoos a varias iniciativas que trabajan en este sentido utilizando diversas expresiones culturales como recurso estratégico para lograr el cambio de realidades dramáticas.

Unas expresiones culturales que adquieren nuevos valores en contextos en los que la cultura puede llegar a convertirse en un medio para la reconstrucción de vidas heridas.


Iniciativas como la de Payasos sin fronteras, una asociación sin ánimo de lucro, de ámbito internacional y de carácter humanitario creada por un colectivo de artistas procedentes del mundo de las artes escénicas. Y que tiene dos objetivos:
  • Mejorar la situación psicológica de las poblaciones de campos de refugiados y zonas de conflictos y exclusión.
  • Sensibilizar nuestra sociedad y promover actitudes solidarias.

Objetivos que se plantean desde una definición muy clara de principios de actuación y de la misión última de la asociación que se convierte en un modelo a seguir.

Os aconsejamos que leáis sus criterios de intervención además de conocer mejor sus proyectos a través de sus informes memoria, como su memoria del año 2007 y su blog Lo nuestro es la risa, en la que cuentan de una manera directa sus experiencias en diversos campos de refugiados.


Pero si queréis conocer mejor su trabajo a continuación tenéis un vídeo sobre su intervención en Nahr el Bared, Líbano:








La segunda iniciativa a la que queremos acercaros es una asociación que recurre al teatro como herramienta para el desarrollo de comunidades en situaciones de riesgo por diversas causas. Se trata del Grupo de Teatro do Oprimido de Mozambique, asociación cultural que desde 2001 utiliza el teatro comunitario que fazer despontar o sorriso dos lábios de velhos e crianças, abrir espaços onde homens e mulheres pudessem expressar livremente suas ideias e pensamento é uma conquista que gratifica todo o desempenho e entrega das equipas de Teatro do Oprimido.

El Grupo de Teatro do Oprimido trabaja en situaciones de emergencia en las que siempre es difícil lograr la implicación de las comunidades pero, sin embargo, lo consiguen a través del teatro.


Y si queréis conocer un poco más sobre el significado del teatro del oprimido, del teatro comunitario podéis leer la entrevista a Augusto Boal en la web de esta asociación.

En tercer lugar encontramos iniciativas animadoras que se valen de diferentes expresiones artísticas para su trabajo comunitario, como es
Arte Acción, de Honduras, que desde 1998 tras el paso del huracán Mitch trabaja como una brigada artística con el fin de levantar el ánimo de la población hondureña que se vio afectada en ese momento, para la inclusión social y el fomento de la identidad cultural a través de programas de animación, educación sociocultural y promoción artística.

En su blog, Asociacion Cultural Arte Acción, nos acercan a sus experiencias en diversos municipios del país.



Y en una línea similar trabaja La Caja Lúdica en Guatemala, que privilegia la participación de la población menos favorecida, excluida, discriminada y desatendida injustamente, la cual está constituida por la gran mayoría de ciudadanos y ciudadanas que habitan la República de Guatemala, áreas marginales de la ciudad y del interior del país, en donde tuvo mayor incidencia el conflicto armado... Viudas, huérfanos, jóvenes y niños desorientados, sin memoria histórica, excluidos de la educación y de alternativas de desarrollo, que subsisten sin esperanza alguna.

La Caja Lúdica desarrolla propuestas muy diversas para dar respuesta a las necesidades, demandas e intereses de comunidades de toda Guatemala proponiéndose extender su área de acción a otros países.
Propuesta ricas en sus contenidos que van desde las formativas hasta las de carácter más lúdico y que os invitamos conocer con este vídeo:







Estas asociaciones son un ejemplo de intervenciones que desde la cultura se plantean el desarrollo comunitario en contextos llenos de dificultades que pueden parecer lejanas a las posibilidades reales de la Animación Cultural pero tras conocerlas estaréis de acuerdo con nosotras que en realidad sí que podemos hacer mucho por las personas amenzadas por la violencia, la pobreza y el desarraigo social también desde la cultura, ¿verdad?

Derechos Humanos: refugiados y ACNUR

En la lucha por el reconocimiento de los Derechos Humanos El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) juega un papel fundamental.


ACNUR fue creado el 14 de diciembre de 1950 como uno de los múltiples esfuerzos realizados por la comunidad internacional para brindar protección y asistencia a los refugiados. Y aunque hubiera podido parecer entonces que sus actuaciones serían puntuales, lleva trabajando de manera ininterrumpida desde su creación, lo que refleja la situación de crisis permanente en que se han ido encontrando personas de todas partes del mundo y su imperiosa necesidad de auxilio y asilo.


A pesar de que todos creemos saber qué significa ser una persona refugiada, en realidad resulta difícil comprender los procesos y situaciones vitales que sufren miles de personas al verse obligadas a huir de sus hogares dejando atrás todo aquello que hasta entonces era sus vidas para buscar refugio en otro lugar.


Por ello deberíamos comenzar por conocer cuándo se considera que una persona se encuentra en esta situación. Para lo que os resultará muy útiles las definiciones que aporta ACNUR al hablar sobre ¿Quién es un refugiado? y el documento La Convención de 1951 sobre el estatuto de los Refugiados. Preguntas y respuestas.

Pero para comprender mejor su drama, acercarnos a su realidad vital y ser conscientes de la necesidad de hacer respetar los Derechos Humanos como garantes del respeto de la dignidad humana seamos quienes seamos, las expresiones culturales se convierten en un recurso perfecto.
A este respecto destacan diversos varios materiales promovidos por ACNUR, como son los vídeos que recogen testimonios de personas desplazadas y se reflexiona sobre las vías de intervención para ayudar y mejorar su situación de refugiados. Vídeos como los siguientes realizados en Colombia con motivo del año 2007, año internacional los derechos de las personas desplazadas:










Galerías fotográficas en la que las miradas de las personas fotografiadas nos transmiten todo el drama que están viviendo, como es el caso de los Pueblos indígenas de Colombia.



Y de la Crisis humanitaria en Georgia



Y los cuentos escritos para ayudar a la infancia que ha de huir de sus hogares a comprender qué ocurre y, a partir de ello, poder iniciar procesos de recuperación psicológica de los traumas que suponen la huída.


Cuentos como Un nuevo hogar para Totoy y Don Pachón se fue por el mundo

A partir de estos materiales y otros muchos más comenzaremos a ser conscientes de la importancia de intervenir urgentemente para hacer respetar los Derechos Humanos.

Pero aún hemos de descubrir qué acciones podríamos implementar desde la Animación Cultural para ello y esto es lo que os mostraremos en el próximo post.

top