SIDA y Cultura

En el pasado mes de septiembre publicamos un post sobre acciones que trabajan por la visibilidad de las personas seropositivas y con sida, mediante las que nos acercábamos a las posibilidades de intervención de la Animación Cultural en la lucha por los derechos de las personas positivas y la formación en salud de las comunidades.



Mañana 1 de diciembre, celebraremos el Día Mundial del SIDA, una fecha para reflexionar sobre la situación actual de la lucha contra el sida, los tratamientos de la enfermedad y el reconocimiento de los derechos de las personas positivas y enfermas de sida.

Desde aquí queremos celebrar este día comentando algunas iniciativas que pueden servirnos para intervenir desde el ámbito cultural.

Y para comenzar acercaos a las iniciativas de ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, innovadora iniciativa conjunta de la familia de las Naciones Unidas, que aúna los esfuerzos y los recursos de diez organizaciones del sistema de la ONU para dar una respuesta mundial al sida que permita ayudar al mundo a evitar nuevas infecciones por el VIH, a prestar asistencia a las personas que viven con el VIH y a mitigar el impacto de la epidemia.


Y entre sus iniciativas está la colección Arte por el sida, que motivan el pensamiento y el diálogo, y que cuenta con las aportaciones de numerosos artistas y que podéis descubrir en el catálogo de la colección.


Pero también colaboran en las iniciativas de ONUSIDA otros artistas como el músico Salman Ahmed, del que podéis ver su vídeo sobre el VIH y el SIDA, sobre el empoderamiento de las mujeres en Asia, vinculado estrechamente con la prevención del SIDA.



E iniciativas como la producción de películas como Papy, que pretende impresionar a la audiencia para acabar así con la autocomplacencia frente al sida, enviando un mensaje de prevención sólido al mismo tiempo que alienta a las personas que viven con el VIH a ponerse en pie y alzar sus voces. Mediante imágenes familiares y realistas sobre cómo vivir con el VIH, la película puede animar a las personas a acceder voluntariamente a las pruebas y al asesoramiento. Una película que nos acerca a la realidad del SIDA en la República Democrática del Congo y de la que podéis visionar a continuación el tráiler (disponible sólo en versión inglesa):





Y como último ejemplo de la intervenciones de ONUSIDA respecto a programas de formación en Derechos Humanos y SIDA, debemos destacar publicaciones como VIH/SIDA y derechos humanos: Jóvenes en acción, una publicación que puede servir de guía para organizaciones juveniles para trabajar por la sensibilización ante el SIDA y la planificación de iniciativas de los jóvenes por el reconocimiento de los Derechos Humanos de personas positivas/ con SIDA.
Iniciativas ejemplares pero que os aconsejamos completar con los recursos e informaciones sobre programas y proyectos que podréis consultar en el portal ONUSIDA

Derechos Humanos: una primera intervención

Si en el anterior post hacíamos referencia a la celebración del Día de los Derechos de la Infancia en el mundo, hoy queremos iniciar una serie de entradas sobre la vigencia y vivencia de los Derechos Humanos en realidades muy distintas pero todas ellas muy complejas.


Este año 2008 se conmemora el 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobados por la ONU, y sin embargo el respeto de estos derechos peligra en las realidades más cotidianas de miles de personas.


Y si es cierto que son los gobiernos de cada país los que han de asumir la responsabilidad y el deber de hacer respetar estos derechos y desarrollar los mecanimos legales oportunos para que sean una realidad constatable para todas las personas, no es menos cierto que somos cada uno de nosotros, en el día a día, quienes tenemos el poder de construir una realidad social justa, igualitaria, inclusiva y respetuosa de toda la diversidad que compone cada comunidad, definiendo estados de derechos que amparen y defiendan la dignidad humana de todas las personas sin nigún tipo de distinción.


Por eso se hace inevitable el plantearse intervenciones dirigidas a promover que las comunidades, tanto a nivel grupal como a nivel individual, conozcan cuáles son sus derechos básicos, valoren y respeten estos derechos y logren el empoderamiento necesario para hacerlos respetar.

Y para empezar esta vía de trabajo desde el ámbito de la Animación Cultural aquí tenéis una sugerencia: realizar una campaña de sensibilización de la población respecto a la Declaración de los Derechos Humanos.

Y también tenéis tres ejemplos a seguir en una campaña de este tipo y en los que poder encontrar recursos útiles en vuestras propias intervenciones:


En primer lugar debéis acercaros al portal creado por la ONU para desarrollar la campaña Conoce tus derechos 2008, en el que encontraréis recursos para dar a conocer los Derechos Humanos, promocionar el respeto de estos derechos y movilizar a las comunidades al compromiso por hacerlos realidad, así como compartir ideas e iniciativas en este sentido.

A destacar entre sus secciones, la de 6 mil millones de otros, donde tendréis la oportunidad de visionar vídeos con las opiniones y experiencias de personas de todo el mundo en relación a diferentes derechos fundamentales.

Otra iniciativa interesante es la de UNICEF promoviendo la producción de cortos animados para la difusión y comprensión de los Derechos de la Infancia y que podéis ver en línea pinchando en la siguiente imagen:





Y de los que a continuación tenéis el corto referido al derecho de disfrutar de la propia cultura y que ha sido animado por Mauricio Murillo (Bolivia):




La última iniciativa que hoy os acercamos es la desarrollada por Jóvenes por los Derechos Humanos Internacional (YHRI, del inglés Youth for Human Rights International), una corporación independiente sin ánimo de lucro con sede en Los Ángeles (USA), que tiene el propósito de educar a la gente en la Declaración Universal de Derechos Humanos para que se vuelvan defensores de la tolerancia y la paz.



Entre sus acciones destacamos la producción de una serie de anuncios publicitarios de cada uno de los 30 Derechos Humanos que se dirigen especialmente a la juventud y que podéis visionar y descargar en la siguiente imagen (aunque sólo están disponibles en inglés):


Se tratan, en definitiva, de una idea y tres modelos de acción que seguro que os resultarán útiles a la hora de definir vuestras propias intervenciones, porque el momento de actuar por la defensa de los Derechos Humanos es ya.

Infancia, pobreza y cine

Hoy, en el día que se celebra la Declaración Universal de los Derechos de la Infancia, es una buena ocasión para reflexionar sobre la realidad de la infancia en situación de pobreza y conocer iniciativas que trabajan por transformar mediante la visibilización y la creatividad esas realidades desde el ámbito cultural.

Para ello os invitamos a ver dos vídeos que nos acercan desde dos perspectivas diferentes a una infancia que padece la pobreza, la violencia y la marginalidad social.


El primer vídeo es Buenas noches, Ouma sobre los niños soldados en Uganda, y que una de las historias que forman parte de la película Invisibles (España, 2007) en que se combinan el documento y la ficción.


Una realidad, la de los niños soldados, marcada por la violencia extrema que parece no tener fin en guerras en que la población civil se ve obligada a sobrevivir y padecer toda clase de abusos como desde 1993 está ocurriendo en la República Democrática del Congo a pesar de todos los esfuerzos internacionales que resultan insuficientes para detener la barbarie que sufren los pueblos:









El segundo vídeo es el tráiler del documental Los niños del barrio rojo (Born into Brothels, 2004), que recoge la experiencia vivida por niños de uno de los barrios más pobres de Calcuta (India), rodeados de pobreza, prostitución y marginalidad, cuando tienen la oportunidad de expresarse mediante el uso de las cámaras fotográficas.

Una experiencia de Animación Cultural que nos reafirma en el principio de que la creatividad cultural es una herramienta clave para el desarrollo también en la infancia, y que podréis utilizar en campañas de sensibilización siguiendo las orientaciones de la guía educativa que podéis encontrar en la Web Kids with Cameras.





Como habréis pensado al ver estos vídeos aún queda muchísimo por hacer para que la infancia sea respetada, y el que lo sea depende, en parte, del compromiso de cada persona en la defensa de los derechos de la infancia tanto en su contexto más cercano como con lo que ocurre en cualquier otra parte del mundo.

Libros contra la pobreza

Más allá de las ideas que sugeríamos en el post anterior para la visibilidad de la pobreza desde campañas y actividades de sensibilización y concienciación social como un primer paso en la lucha contra la pobreza desde el ámbito de la intervención cultural, hoy queremos acercaros iniciativas de Animación Cultural que desde el ámbito del libro y la lectura se realizan en contextos en los que las condiciones de pobreza limitan las posibilidades de desarrollo personal y comunitario.


Este tipo de iniciativas posibilitan la integración social de personas que viven en condiciones de pobreza, la participación en proyectos de autodesarrollo comunitario, el desarrollo de estrategias y habilidades personales y sociales orientadas al empoderamiento comunitario y a la transformación de la realidad en contextos complejos.



Son iniciativas que en ocasiones cuentan con la intervención y/o apoyo de las Administraciones Públicas y el sector privado, pero que muchas veces surgen y se desarrollan desde las propias comunidades.


Iniciativas comunitarias como la de Eloísa Cartonera, de Argentina, un proyecto artístico, social y comunitario sin fines de lucro. Una cartonería, llamada "No hay cuchillo sin Rosas", es su sede, donde cartoneros cruzan ideas con artistas y escritores.

Se trata de un proyecto de creación de una editorial especial: se editan libros con tapas de cartón comprado a cartoneros en la vía pública, pintados a mano por chicos que dejan de ser cartoneros cuando trabajan en el proyecto.


Se convierte así en un proyecto de transformación comunitaria en que la creatividad artística es herramienta de la creatividad social, de la transformación de la realidad y que se sustenta sólo de la venta del material editorial que ponen a la venta.


Un proyecto que conoceréis mejor a través de los siguientes vídeos:









Pero también encontramos otras iniciativas que creen en la lectura como herramienta del desarrollo comunitario y superación de la pobreza.


Es el caso de los proyectos de la Fundación La fuente de Chile, institución privada sin fines de lucro, que desde el año 2000, busca diseñar, promover y ejecutar toda iniciativa educacional y cultural que beneficie a sectores de escasos recursos, con el fin de entregar herramientas que colaboren con el mejoramiento de su calidad de vida, con programas como el Programa Creando los lectores del mañana.


Una fundación que trabaja en ocasiones en colaboración con otras entidades en el desarrollo de proyectos concretos, como ha sido en el caso de programas de animación lectora y la Fundación Educacional Arauco.


La Fundación Educacional Arauco (de la empresa forestal Arauco de Chile) es una iniciativa privada que desde 1989 desarrolla programas de mejoramiento educativo y cultural, en comunas de las regiones del Maule, Bío Bío y Los Ríos, que apoyen la educación municipal y el acceso a la cultura para entregar a los niños y jóvenes mayores oportunidades, programas entre los que se cuentan los de animación lectora como el Programa de Fomento a la Lectura Bibliomóvil, como lleva a cabo en la región del Bío Bío/ Quirihue y que podéis conocer mejor en el siguiente vídeo:






Como estas iniciativas existen muchísimas otras en las que, poco a poco, se pone de manifiesto que la Cultura, las expresiones culturales son una de las claves para la superación de la pobreza, ¿no crees?

Cultura contra el hambre

Si todos los Objetivos del Milenio son metas que debemos entre todos alcanzar sin demora, el objetivo de acabar con el hambre extrema significa acabar con la muerte de miles de personas en un mundo con los recursos necesarios y suficientes y en el que es injustificable la demora de su desaparición.


Y desde la cultura ¿qué se puede hacer para acabar con el hambre? ¿Los profesionales de la Animación Cultural podemos contribuir de alguna manera para acabar con el hambre?

Sin duda sí, con iniciativas como la de organizar campañas de sensibilización sobre el drama del hambre en el mundo que movilicen a la acción utilizando recursos culturales como el teatro, el cine, la música,... y con la planificación de actividades como festivales, ferias temáticas, ciclos de conferencias, forums,... que podemos realizar en nuestras comunidades pero que también pueden planificarse para su proyección estatal e internacional.



¿Un ejemplo? La campaña promovida por la ONGD Acción contra el hambre con el objetivo de que Al Gore protagonice un documental y utilice así todo su poder mediático para llamar la atención sobre este drama, como ya logró con el cambio climático.



Para esta campaña se ha diseñado la web No Hunger (Hambre No) con la URL http://www.pideseloaalgore.org/


Campaña que nos ofrece el siguiente vídeo:





Y que además nos ofrece un dossier informativo sobre la desnutrición en el mundo y varias formas de colaborar on line en la lucha contra el hambre, así como sumarse a la petición a Al Gore firmando la petición para que haga el documental



Pero de cada uno de nosotros depende la decisión de ayudar, así que...¿a qué esperas? Es hora de que actúes.
top