Cultura y desarrollo: tocar y luchar

En el anterior post os hablábamos de iniciativas que trabajan en el marco del Desarrollo Cultural Comunitario, iniciativas en las que la cultura es motor y cauce al mismo tiempo del cambio, la transformación y la mejora de las realidades individuales y comunitarias.


Y en verdad, es así como entendemos la cultura en el ámbito profesional de la Animación Cultural: nuestras propuestas e intervenciones se dirigen a movilizar a las comunidades a crecer, desarrollarse, tomar el control sobre sus propias realidades desde la vivencia, disfrute, expresión y encuentros de identidades culturales.

Y, como modelo de la Animación Cultural entendida de esta manera, hoy destacaremos un proyecto con más de 30 años de recorrido y con resultados que para todos nosotros resultan la demostración de que el desarrollo de las comunidades apoyado en la cultura es un hecho indiscutible.

Se trata del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, fundada por el maestro José Antonio Abreu para la sistematización de la instrucción y la práctica colectiva de la música a través de la orquesta sinfónica y el coro como instrumentos de organización social y desarrollo comunitario.


El sistema es actualmente una fundación estatal que ha logrado transformar la vida y el proyecto de futuro de miles de niños y jóvenes venezolanos y que ha sido y es inspiración para la creación de orquestas infantiles y juveniles a lo largo de toda América. Una experiencia que podéis conocer a continuación en el documental Tocar y luchar:





Como habréis comprobado se trata de una iniciativa que nos abre las puertas a todas las posibilidades reales de la cultura como uno de los puntales para el logro del desarrollo y los Objetivos del Milenio.


Es una intervención que la semana pasada recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes 2008 (España) por haber combinado, en un mismo proyecto, la máxima calidad artística y una profunda convicción ética aplicada a la mejora de la realidad social. En colaboración con primeras figuras de alcance universal, el sistema creado por el maestro Abreu ha formado a directores e intérpretes del más alto nivel, a partir de una confianza audaz en el valor educativo de la música para la dignidad del ser humano.

Un premio que fue recogido por el maestro Abreu acompañado por dos niños y dos jóvenes como veréis en el siguiente vídeo:





Todo un ejemplo a seguir, ¿verdad?

2 comentarios:

galicia maravillas dijo...

Emociona. No sé si porque tengo las defensas bajas y se aproxima un catarrazo o porque son un magnífico ejemplo del poder emotivo de la música (... va a ser lo segundo:). Me gustaría meterlo en el bolsillo y echarle un vistazo de vez en cuando, para no olvidar todas esas palabras que se transforman en música y que como dicen en el documental, nos pueden hacer llegar hasta el cielo. Jo! :) aplausos... (con ritmo) desde el Atlántico, para Charo y su tripulación. Qué BUEN puerto habéis encontrado :)

Atteneri dijo...

Qué pena que no puedo ver el video, ya lo miraré desde otro ordenador porque desde este no puedo, "los videos están restringidos", pero me fio de galicia maravillas, y conociendo a la gobernanta del blog, sin verlo ya se que emociona, pero bueno la entrada merece ser leída y por supuesto vista, cuando consiga verla expresaré de nuevo mi opinión este útil y cultural blog amigo e impulsador de otros.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top