Tras leer el anterior post seguro que coincidiréis en que el proyecto de "El Archivo de la Experiencia" puede ser punto de partida para el desarrollo de propuestas animadoras que impliquen activamente a personas de todas las edades.
Así que hoy os invitamos a conocer otras dos iniciativas dedicadas también a recoger, ordenar y conservar los testimonios, recuerdos y objetos familiares y cotidianos de la comunidad como una parte de su patrimonio cultural, y que la hacen partícipe del mismo e implican en su vivencia y proyección futura. Y todo ello trabajando, al menos en parte, en el ámbito de la Animación Cultural Rural.


Un primer ejemplo lo tenéis en el desarrollo del Ecomuseo Itinerante de Canarias, una estructura didáctica para la gestión cultural y turística del patrimonio, que cuenta con itinerarios temáticos y estructuras expositivas itinerantes, y que inicia su andadura alrededor del eje temático de "Caminos del Gofio". Visitad su web y podréis acceder a ideas y recursos para comunicar y hacer participar a la comunidad en una muestra de su propio patrimonio cultural. Recursos como las guías didácticas de los itinerarios, grabaciones sonoras de gentes de cada lugar, cuadernos didácticos, un glosario,... y una sección para que cualquier persona pueda dejar y compartir su memoria y experiencia, y de este modo ir enriqueciendo los fondos de este ecomuseo.




El otro ejemplo es el proyecto Patrimonio Rural Vivo, iniciativa conjunta y abierta del Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores (provincia de Zamora, España), y ADISAC-LAVOZ, un proyecto de desarrollo local asociado a actividades culturales e interpretativas de turismo rural en esta zona.

¿Y a ti? ¿Se te ocurre alguna propuesta animadora en este sentido? Compártela con tus comentarios.

1 comentarios:

Atteneri dijo...

La verdad es que da la sensación de que ya está todo inventado, en cuánto a intervenciones de animación rural, pero sí que se me ocurre alguna, después de un largo rato de reflexión.
Mi propuesta va dirigida a l@s más pequeñ@s de las zonas rurales.
Con iniciativas como las de la ruta del gofio, yo planteo una en la misma línea pero que involucra más al usuario, en este caso, l@s niñ@s.
Se llamaría "guancheando". Guancheando sería un proyecto enfocado a la transmisión de los modos de vida y costumbres de l@s aborígenes canari@s. Se realizaría en un espacio natural, al aire libre, por ejemplo, en una playa, o en un barranco. Se plantearía de forma en que tod@s los participantes tuvieran que ejercer papeles diferentes cada día. Por ejemplo, uno haría las labores de la tierra, otros de la caza, otros de recogida de agua, otros de mediadores (los más mayores de las tribus)...
Así cada niño, tendría que ir superando pruebas con cada papel asignado, por ejemplo al que le haya tocado ser cazador, tendrá que construir un arma que se le ocurra con los materiales que da la naturaleza, al que le ha tocado "la tierra", tendrá que averiguar cuántos árboles o arbustos de la zona son comestibles, el que tiene que hacer de mediador, tendrá que ser capaz de convencer a los más longevos (jefes tribus) sobre algo en lo que no crean, por ejemplo: que El Teide, no es un demonio, simplemente una montaña que escupe fuego...
Y así, a través de técnicas teatrales, camufladas con las pruebas que han de superar los participantes, se llegaría a conocer cómo era nuestra cultura no hace mucho tiempo.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top