Animación a la lectura y comunidad rural

Hoy queremos ofreceros otras propuestas de animación a la lectura que se están desarrollando en el contexto rural y que además son iniciativas que surgen y se implementan por las propias comunidades o agentes pertenecientes a esas mismas comunidades.

Para empezar, en Colombia tenéis una experiencia modélica que destaca por su lucha por el desarrollo cultural comunitario a pesar de las barreras de todo tipo con que se encuentra.
Es la biblioteca rural ambulante en burro, el biblioburro que comenzó como una iniciativa particular del profesor Luis Humberto Soriano y que en vista de sus fantásticos resultados se retomó y convirtió en un proyecto de animación lectora apoyado por empresas del sector privado (la empresa de transporte TCC que construyó la primera fase de la edificación destinada a la biblioteca sedentaria; la cadena de radio RCN con el periodista Juan Gossain que realizó una campaña con la cual logró una dotación de cinco mil libros;y la Caja de Compensación del Magdalena, CAJAMAG, con el apoyo constante al proyecto del biblioburro mediante recursos económicos), por iniciativas comunitarias (como la ONG Acción Visual) y por el Ministerio de Protección Social de Colombia.
Aquí tenéis un vídeo sobre la visita del biblioburro a los niños de una pequeña aldea.








Otra iniciativa comunitaria de animación a la lectura y la escritura en España es la desarrollada por AFAMMER (Asociación de familias y mujeres rurales) y que toma forma en el portal Tragalibros, un punto de partida para la propuesta de iniciativas animadoras en cualquier contexto. Os aconsejamos que no dejéis de leer los recursos e ideas para los animadores que ofrece.

Como último ejemplo queremos recomendaros el programa BiblioRedes, de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Dibam en Chile, que permite a las personas convertirse en agentes activos del desarrollo cultural y social de su localidad y superar las barreras de aislamiento, mediante el uso de las nuevas tecnologías de comunicación e información.
No dejéis de visitar la sección de Experiencias donde podéis conocer testimonios de cómo este programa ha enriquecido la vida de las diferentes comunidades, y consultad además las webs de diferentes bibliotecas rurales en funcionamiento, como por ejemplo la Biblioteca Pública 341 de Colchane.

1 comentarios:

Atteneri dijo...

Qué bonito el biblioburro, los burros, como siempre tan sacrificados.
Ese animal merece un homenaje, a parte de la utilidad de su oficio como biblioburro, este animal, en peligro de extinción, se ha utilizado durante toda la historia como animal de trabajo, y él siempre tan paciente, ¡¡ qué bonito!!
Estas palabras van para ti, burrito paciente y servicial.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top