Animación Cultural en los pueblos

Este mes de abril vamos a dedicarlo a hablar sobre políticas, experiencias y recursos relacionadas con la Animación Cultural en los pueblos.

Creemos que es muy importante que los futuros animadores culturales tengan presente este campo de intervención a la hora de plantearse su futuro itinerario profesional; un campo de intervención que ofrece numerosas posibilidades y que, sin embargo, quizás por desconocimiento, se queda en muchas ocasiones en el olvido.

Por eso es conveniente que desde nuestra plataforma de Andanzas vayamos haciendo el camino para descubrir esas posibilidades de la Animación Cultural en el entorno rural.


Para comenzar hoy nos centraremos en la perspectiva de trabajo a adoptar en nuestros proyectos. Así, a la hora de proponer acciones culturales siempre hablamos de su concreción en un territorio, por lo que en los pueblos la animación cultural habrá de plantearse desde los mismos entornos rurales, ajustada a sus necesidades, demandas e intereses.

En estos contextos nos podremos encontrar, dependiendo de circunstancias diversas, con obstáculos tales como el aislamiento físico, pobreza de infraestructuras, recursos económicos escasos,...; con características socioculturales que apuntan a un envejecimiento de la población, a la falta de renovación generacional, carencia de actividades culturales animadoras, vida comunitaria apegada a las tradiciones,...; y necesidades tales como el desarrollo cultural comunitario, creación de sinergias socioculturales, trabajo en red, apertura a cambios sociales,...


Así que para desarrollar intervenciones culturales será conveniente que rompamos los círculos de acción reducida y que trabajemos desde una perspectiva glocalizadora que nos abra las posibilidades al trabajo en red, a la transferencia de experiencias e ideas, al conocimiento de nuevas líneas de acción, a la apertura a diferentes realidades,...



Para ello podemos contar con el apoyo de programas que actúan desde niveles internacionales, globales, hasta niveles más específicos, locales. Y como un ejemplo modélico de este tipo de iniciativas os aconsejamos que visitéis la iniciativa LEADER + para el desarrollo de acciones comunitarias de desarrollo rural de la Unión Europea, con la finalidad del fomento de las estrategias originales de desarrollo sostenible y de calidad, destinada a la experimentación de nuevas formas de valorización de patrimonio natural y cultural, de mejora de empleo y de la mejora de la calidad de organización de las respectivas comunidades rurales.


Si visitáis su página web podréis descubrir cómo se han desarrollado hasta el año 2006 múltiples iniciativas que se articulaban en coordinación con entidades nacionales, regionales y locales de los diferentes países de la Unión Europea y que pueden servir de ejemplos de buenas prácticas de animación rural. El programa LEADER + se ha gestionado en España a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y su sección de trabajo por el Desarrollo Rural

Todo un mundo por redescubrir, ¿no?

2 comentarios:

Atteneri dijo...

Personalmente es una alternativa laboral, el mundo rural, que a mí me interesa mucho. Me parece una oportunidad para realzar la cultura en los pueblos más aislados y con carencias que ya se mencionan, como la falta de recursos. Sería una posibilidad de poner en práctica los conocimientos de desarrollo comunitario y animación cultural y de tiempo libre para compenetrarlas y activar la democratización de la cultura en los lugares más recónditos y olvidados de nuestra sociedad, ¡Teruel también existe!

Noemi dijo...

Doy la razon a todos aquellos que dicen que sería precioso trabajar en esos pueblos, donde nadie se acuerda de ellos, de disfrutar viendo como esa gente disfruta y alegrándote por ver como sus caras cambian en cuanto apareces. Por desgracia, veo que es una opción laboral, díficil, puesto que en cuanto a empresas pequeñas o subvenciones, etc, no es una opción que les interese, puesto que seguramente piensen que no vale la pena, invertir recursos, en tan poca gente, en lugar de montar ferias medievales durante todo el año (pueblo por pueblo,como están haciendo, y llegando incluso a cansar a los habitantes), pero por su poprio egoismo, es algo rentable, y aunque sea poco, algo se obtiene.
El trabajar con ciertos pueblos, o realizar proyectos en lugares alejados de la ciudad, lo veo como algo particular y voluntario, pero por desgracia, de lo voluntario no podemos vivir.
Si alguien conoce, pequeñas empresas que se dediquen a esto y que obtengan beneficios, hacednoslo saber. Gracias.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top