Di NO a la violencia contra las mujeres

Al término de este mes que hemos dedicado a la Animación Cultural en relación a la realidad de la mujer, queremos proponeros vuestra adhesión a la movilización contra la lacra social que la mujer por razón de su género padece: la violencia universal que se ejerce contra las mujeres desde el ámbito familiar hasta los distintos ámbitos sociales.

La violencia ejercida contra la mujer por su propia condición de mujer se expresa de múltiples formas incluyendo también las actitudes, estereotipos y prejuicios discriminatorios que han arraigado en el imaginario cultural de las diferentes comunidades y cuya presencia se puede rastrear en cancioneros populares, literatura infantil, acceso a la cultura,... tal como hemos visto a lo largo de los posts de este mes.

Pero, como en alguna otra entrada hemos dicho, esta situación no cambiará hasta que todos, mujeres y hombres, nos impliquemos en la lucha por la igualdad y la eliminación de cualquier clase de violencia que pueda existir. Y para ello debemos tomar parte activa en las iniciativas y campañas que en este sentido vienen desarrollándose.

Por eso hoy os invitamos a que participéis en la campaña Di NO a la Violencia contra las Mujeres organizada por UNIFEM, con la participación de la actriz Nicole Kidman como embajadora de buena voluntad.

En la página Web de esta iniciativa encontraréis los principios, documentos y recursos que avalan y apoyan su implementación (aunque, en su mayoría, los documentos sólo se encuentran en versión inglesa), como es una breve presentación de la iniciativa (versión en español) y un vídeo en que Nicole Kidman os anima a decir no a la violencia contra las mujeres (versión en inglés).




Así que... ¿por qué no dices NO a la violencia contra las mujeres? Sólo tienes que añadir tu nombre al libro de adhesiones de esta iniciativa que encontrarás a continuación.

Es hora de actuar. Decide qué vas a hacer al respecto.


1 comentarios:

Atteneri dijo...

Una buena forma de acercar la equidad de género a la sociedad y el rechazo absoluto a la violencia de cualquier tipo, pero en especial hacia las mujeres, sería la organización de unas jornadas lúdicas, donde todos los usuarios, se vieran involucrados o en la necesidad de actuar al presenciar o sospechar un caso de violencia de género.
Estas jornadas tendrían un carácter lúdico, aunque su fin no sería el de entretener o divertir al usuario, sino hacerle sentir a través del juego lo responsables que podemos llegar a ser todos en el caso que nos ocupa.
A través de simulaciones teatrales como recurso lúdico y dramatizador, los usuarios se verían inmersos en un performance, donde cada uno se vería implicado y tomaría un papel importante en la historia. A priori, los usuarios harían de público ignorando la trayectoria del performance, el cual empezaría simulando una familia común y acabaría dando un giro cuyo desenlace elegirá el público, según sus actuaciones al respecto.
Esto se haría en un lugar al aire libre, no habrían sillas para los usuarios, más que nada, para que se vean obligados a participar, puesto que los actores irán llenando el espacio, entremezclándose con los usuarios, e incluso formándose varios focos de actuación distintos.
Una vez interpretada la primera parte del performance, la preparada por guión, llega la participación del público. Los actores se repartirán por parejas por el espacio. En cada lugar, la pareja de actores improvisará algo relacionado con situaciones de violencia de género e incluso con asesinatos que se habrían podido evitar si hubiese intervenido la sociedad de forma directa. Por ejemplo una pareja de actores elige una situación cotidiana:

-Una pareja jóven que se acaba de conocer salen a una discoteca. El chico es extremadamente celoso, y en cuanto la chica comienza a bailar, él empieza a enfadarse. La chica lo intenta calmar explicándole que no pasa nada por bailar y lo invita a bailar a él, pero él se empieza a poner violento, y llega un momento que la coje violentamente del brazo y la saca de la discoteca a empujones. Cuando supuestamente están fuera de la discoteca, hay mucha gente observando el numerito que le monta el chico,(público) pero al principio la gente no reacciona. En el momento que el chico se siente amenazado, empieza a arremeter verbalmente con sus "espectadores", y da pié, de alguna forma a la intervención del público, haciéndoles sentir que en ellos está la posibilidad de que esa chica no reciba su primera paliza esa misma noche...

Esto sería un performance, enfocado hacia el maltrato o violencia de género, el cuál pretendería fomentar la responsabilidad que tenemos todos para evitar o ayudar de alguna forma, por mínima que sea, a erradicar esta lacra de la sociedad.
A su vez, otro objetivo sería la concienciación de la población y la sensibilización sobre este tema, que evidentemente es una de las barreras que tendremos que erradicar para conseguir la equidad de género.

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top