Apuntes profesionales: fundamentar una intervención.


Varias blogueras sean puesto en contacto con nosotras solicitándonos orientaciones sobre cómo fundamentar un proyecto de intervención desarrollado desde entidades como pueden ser las asociaciones. Así que desde nuestra sección de apuntes profesionales queremos ofreceros 5 pistas que os pueden resultar útiles a la hora de abordar la fundamentación de cualquier tipo de proyecto.


  1. La fundamentación debe presentar el marco teórico-práctico sobre el que se asiente la planificación del proyecto así como su implementación. Esto significa que, por una parte, en ella se ofrecerán conocimientos de diversas fuentes epistemológicas que sustenten un determinado tipo de intervención. Por otra parte, se presentarán los aportes de experiencias realizadas en la línea de nuestro proyecto como práctica de las que tomemos ideas, sugerencias, recursos,...
  2. Para su elaboración, por tanto, es necesario realizar una investigación del ámbito en el que nos planteemos intervenir. Si, por ejemplo, nos planteamos un proyecto que se dirija a la intervención animadora en una asociación de amas de casa, deberíamos investigar sobre la realidad social de la mujer, su papel o rol social en el contexto que nos encontremos, el reconocimiento de sus derechos, sus necesidades y demandas como colectivo, experiencias que se estén desarrollando, movimiento asociativo,...
  3. La información ofrecida debe ser pertinente. No tiene sentido la acumulación de datos que sólo de manera indirecta se relacionen con la intervención que proponemos desarrollar, como tampoco tiene sentido redundar en aspectos ya tratados.
  4. Debemos atender a la adecuada y correcta presentación de la información que en ella recojamos; para ello pueden resultar útiles las diferentes guías de estilo que existen.
  5. La fundamentación de un proyecto complementa a la justificación del mismo, por lo que podremos elaborarlas de forma conjunta o de forma desglosada, pero siempre han de elaborarse de forma completa y adecuada. Jamás pensemos que una buena justificación de un proyecto puede suplir por sí misma la correcta fundamentación del mismo ya que es esta última la que define el planteamiento y claves profesionales de nuestra intervención.

A estas pistas se le podrían añadir algunos apuntes más, ¿verdad? Así que colabora con tus comentarios al respecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enviar un comentario nuevo

top